Testimonios

“Estoy muy agradecida al acompañamiento que he recibido de Hortensia durante los últimos años. Gran profesional, generosa, con una mirada que acompaña desde su presencia y una gran honestidad. Me ha ayudado en mi crecimiento cómo mujer, y la llevo en mi corazón, donde me sirve de apoyo en momentos críticos y complicados. La he recomendado a varias amigas que estaban pasando por situaciones difíciles, y pienso seguir haciéndolo, ¡todas ellas me han agradecido el contacto!”
Anahi, terapeuta, 41 años.

“Hortensia es una grandísima profesional con un inmenso conocimiento de la psique. Nos ha ayudado a superar problemas que llevábamos tiempo arrastrando y que no lográbamos entender. También nos ha enseñado a ver las cosas desde distintas perspectivas poniéndole nombre a cada una de ellas y a reforzar nuestra relación como pareja y padres primerizos.
Trabajar con Hortensia ha sido una de las mejores enseñanzas que jamás hemos tenido.
Estamos infinitamente agradecidos con todo lo que nos ha aportado durante este proceso de consciencia de la inconsciencia”.

Aurea y César, project manager 33 y 35 años.

“En la consulta de Hortensia encontré un espacio donde mis no-entenderes han sido entendidos, mis desajustes han sido ajustados, mis estados revueltos han encontrado el sentido y mis anhelos de contacto y comunicación humana han sido recibidos con calor y humanidad. Durante años tuve así la posibilidad de elaborar mi ser interior en un refugio seguro, acogedor y estable que ha sido para mi un regalo precioso.”
Maria, psicóloga y psicoterapeuta, 42 años.

“Para mi ha sido muy importante sentirme partícipe de un grupo de Mujeres, es una experiencia que nunca había vivido anteriormente y ha sido muy positiva y placentera. Las Mujeres Solares me han enriquecido enormemente y les estoy sumamente agradecida. Ahora comprendo lo que significa ser mujer Solar, es ser Mujer en toda su expansión con toda su fuerza y brillo como el Sol, aflorando todo su potencial interior, y lo mas importante es que lo estoy integrando en mi vida cotidiana.Vivir como Mujer Solar es también un acto Espiritual. Muchas gracias a todas y especialmente a Hortensia por llevarnos de la mano y compartir tu Sabiduría Solar.”
Virginia, médica homeópata, 58 años

“Descubrí un camino que en algún lugar de mi ser ya existía pero que estaba dormido, tapado, con miedo a salir. He visto pasar toda la historia de la mujer ante mis ojos y me he dado cuenta que no estoy sola, que han habido, que hay y que habrá muchas mujeres trabajando por un mundo mejor. Que por mucho que se haya intentando machacar y menospreciar muchos aspectos de la mujer y de lo femenino simpre estarán y seguirá existiendo porque SOMOS todo eso y mucho más y ESO no se puede destruir. Esto me ha dado mucha fuerza para seguir adelante y transitar un desierto, en el que muchas veces no es tan delicioso como una quisiera, pero en el que he encontrado paradisiacos oasis llenos de alegrías, festejos, y muy linda compañía con ganas de compartir y transitar juntas este laberinto. Y esto me da fuerza y tranquiliza para seguir transitando. Ahora me siento más mujer, más empoderada, y con más herramientas para salir al mundo y defender lo que me pertenece.La hermandad que se ha creado entre nosotras y lo que cada una de nosotras a aportado a este círculo me ha servido para sentirme muy apoyada y orgullosa de ser mujer. Gracias.”
Ingrid, profesora de yoga

“Es difícil decirlo en pocas palabras pero para mi es una reconfiguración profunda de mi mirada, es como si el mundo se organizara de una manera diferente ante mis ojos, y como si mis ojos también tuvieran el poder de cambiar su mirada, y siento que todo esto me abre un camino nuevo, una gran posibilidad de andar conmigo de otra forma, de tejer lazos de otra forma, fortalecida, ágil, flexible. ¡Me encanta!”
Guadalupe, 43 años, Actriz y profesora de Método Feldenkrais

“Una experiencia vital de gran valor, una luz que ayuda a comprender, un espacio para compartir, una pista para saber cómo y dónde buscar… la feminidad perdida del mundo (no sólo la mía). Un círculo de mujeres activas y comprometidas con la causa, compañeras de camino; distintas procedencias, experiencias y generaciones… dándonos la mano, juntas en esto. Me dice “¡no estás sola!, ¡el proceso es valioso!, ¡adelante!”. Me he dado cuenta de que recuperar lo femenino es fácil porque está dentro pero a la vez es muy dificil porque está muy poco fuera. Me ha encantando ser una más de este círculo, haciendo un poco más femenino el afuera… en la actitud de compartir, de vernos unas a otras en un espacio en el que todas tenemos lugar y ninguna sobra, sin que ninguna sobresalga pero reconociendo el brillo y la espontaneidad de cada una… el resultado es dificil de explicar, no es una suma sino una multiplicación, es un gran regalo! Salgo del grupo sintiendo que así disfruto y honro mi condición humana y femenina. Me siento más fuerte y más lúcida, más capaz de aportar algo valioso al mundo, a mis mujeres y a mis hombres cercanos. No quiero perder eso, de hecho, quisiera ampliarlooooo!!!!”
Ana, comunicadora, antropóloga, profesora de yoga, 29 años

%d bloggers like this: